Si dios es amor, ellos son dioses

Hay días que se hacen un nudo en el estómago, y no por ser lunes. Además son muchos cuando vives una vida como la de Andrés, o la ves vivir a tus padres. Cuando ves a tu hermano.

Leyéndole escuchas el sufrimiento mudo de tantas familias, que no reivindicaron nada, como sus hijos, solo cariño, afecto y cuidado porque un día faltaremos y saber que no estarán solos.

http://www.elmundo.es/cronica/2016/06/13/575b09e8e2704e62198b462b.html

Gracias a mi pequeño dios

 

 

Bipartidismo: Todos del Madrid o del Barça

Teoría Propia: Nadie quiere ser de un equipo que no puede ganar, y aunque tengamos al equipo de nuestro barrio o pueblo en el corazón, todos de una forma u otra nos identificamos con el Barça o con el Real Madrid.

Bueno, solo es mi teoría, pero el caso es que creo que es una de las raices de nuestra sociedad, y que todos queremos sentir que podemos ganar y cuando lo hacemos, que es sobre un rival, porque una victoria sin tener a quien restregársela, no es victoria.

De aquí surge mi teoría más en profundidad, y es, que esto es trasladable a todo, sociedad, negocios, política,…

Tenemos elecciones y creo que el bipartidismo no se va  a acabar, si no que está en peligro de rotar. Cuanto más ve la gente las posibilidades de Podemos, mas lo va a votar (pueden ganar) y esto puede dispararse si van viendo a un PSOE sin posibilidades, y la verdad es que como no levanten esto, se les está poniendo cara de batacazo.

El debate con una jueza es de premio, lo de Borrell de traca, así que como el lunes no comiencen a remontar, creo que el batacazo final puede ser peor de lo que se ve venir.

Mi teoría es que si el votante percibe olor de perdedor en el PSOE, muchos indecisos y votantes de PSOE va a votar a Podemos de forma más masiva ante la posibilidad de “ganar” .

Sólo es teoría, quedan 2 eternas semanas de campaña, y no es un deseo, más bien al contrario.

Ahí lo dejo.

CX: The Survey’s Survivor

Customer Experience y aquello del 360 grados, sí, lo del Customer Centric, es aquello que todos sabemos qué es, entendemos qué representa, pero pocos interiorizamos.

Una vez más: no es una herramienta, es una finalidad.

Cuando queremos tener la perspectiva global del cliente estamos pensando en comprenderlo en toda su magnitud, en todos los puntos de contacto existentes y posibles, incluso indirectos. Expectativas y experiencias con nuestro sector y nuestra marca, para saber como satisfacer su necesidades.

Tal vez se nos olvida un concepto sencillo: “No dar la brasa”. Se trata de que nosotros trabajemos para satisfacer las necesidades del cliente y no al revés. El cliente no trabaja para nosotros, no podemos estar todo el día preguntando si le gustó la forma en que resolvimos una incidencia, el color de los manteles, o la música de la sala de espera. Por Dios, ¡¡¡No quiero más encuestas!!!!

El caso es que hemos convertido el Customer Centric o el Customer Experience en una herramienta, y no en un fin. Por ello en vez de focalizarnos en satisfacer, nos focalizamos en conocer. Evidentemente tenemos que conocer, pero así no. Así no llegamos lejos. Solo conseguimos explicar que el ratio de caritas sonrientes 😉 que nos “han puesto”, sube, sin saber si realmente eso es clave en que nos compren a nosotros y nos compren cada vez más.

Escuchar siempre ha sido muy pedagógico, escuchar a los que hablan. Y resulta que los clientes hablan, y mucho, con sus amigos, comparten experiencias, gustos, ilusiones, y todo cuanto necesitamos para construir una experiencia de 10 con nuestros clientes.

Cualquier proyecto de escucha vale 1.000 veces una encuesta, por razones muy sencillas:

  1. No preguntes lo que quieres oir. La opinión del consumidor es espontánea y su escala de valores no es la que sale de una encuesta, si no de lo que él consumidor realmente tiene en mente. Descúbrela.
  2. “¿Ahora tengo que decirles como lo han hecho?”. La valoración de un cliente cuando habla sin encuestas, la ofrece para otros consumidores, amigos, compañeros de un foro,…. no lo hace para ayudar a una empresa. Es libre, no condicionada.
  3. Si vendes experiencia ¿Por que no la mides?. La escucha a consumidores alberga todos los factores emocionales claves en la decisión, que en nuestras racionales encuestas siempre perdemos.
  4. Agilidad y Coste. 2.000 encuestas duplican el coste de una escucha de decenas de miles de opiniones, comentarios, valoraciones.
  5. El tiempo es dinero. Una escucha puede mantenerse activa en tiempo real y medir los cambios de comportamiento con cualquier acción.

Dalai Lama

 

Escucha con sabiduría, bueno, también con tecnología.

Apuestas: El Tabaco de la próxima década

marlboro
¿Será el juego y las casas de apuestas el tabaquismo de la próxima década? ¿Estamos alimentando otro cáncer social, gracias a estados ávidos de recibir ingresos?

“Lo reconozco” es esa expresión tan usada por los periodistas en los últimos años, en sustitución de “afirmo”. Para darle una connotación más trágica que en este caso creo que viene al pelo. Yo reconozco que no me gusta el juego ni nunca me ha gustado, es genético, o educación, porque en mi casa nunca ha sido bien recibido el triste vicio del juego. Sí, es un vicio, no es saludable y no es beneficioso salvo para los que organizan la timba o las apuestas.

Cuando veo los anuncios de las casas de apuestas recuerdo aquellos anuncios de tabaco de unas décadas atrás, del famoso cowboy que murió de tabaquismo, de la masculinidad del oficio de fumador, y de lo macho seductor de fumar. Tampoco fumo, es verdad, ya veis que vicios tengo pocos porque tampoco paso de las cervecitas…Y no admito más preguntas.

El caso es que siento como una corriente de publicidad televisiva incitando a las apuestas, al juego, al poker, como apuestos machotes jugadores que saben lo que quieren y son chicos listos, inteligentes, elegantes, guapos, formados,… y jugadores.

Espero que dentro de una década no queramos todos acabar con esto, cuando los gobiernos henchidos de impuestos recaudados no puedan matar el bicho que les alimenta y vivamos otra oleada de “tabaquismo” para hacer ver a todos que el juego no es sano…y lo peor, ensuciará los valores de aquello donde está abigarrado: el deporte.

Las apuestas en el deporte son como el amarillo de los dedos del fumador, el rastro de que algo sucio entra en nuestro organismo.

Nube de Tags y “Ciencia”

Nube de tags suena a “montón de palabras”, pero puestas en bonito, como si un diseñador las colocará para que tuviesen más sentido. Pero no, no es así, no cobran sentido por la tipografía de la palabra

El gran paso de la ciencia de los últimos años en investigación digital, cuantitativa, para algunos, han sido las nubes de tags, o de palabras. Eso que nos sirve para coger las palabras más recurrentes en un contexto y pintarlas en tamaños y colores para que supuestamente expliquen lo que se dice. El contenido y su sentido.

El pensamiento es, ¿Si leo los emails en diagonal, no voy a poder interpretar los temas de interés de los compradores de bicicletas con una nube de palabras? ¡Claro!, luego pasa que no vemos la hora de las reuniones (lectura diagonal del email) y que cuando queremos explicar a nuestros analistas o nuestros jefes qué valoran los consumidores a la hora de comprar una bicicleta, pues no nos hacen mucho caso. No hay presupuesto, sigue con tu herramienta gratuita contando palabras y haciendo infografías que tus amigos compartirán en redes sociales.

El otro extremo es el Data Scientist y Big Data. Para saber porque un señor decide comprar una bicicleta montan 2TB de información en la red, en una plataforma innombrable, con algoritmos de cálculo y aproximación (si, sí, que tienen que tomar tierra) y buscan poner el cohete en la luna. ¿Que te has perdido? ellos también.

El consumidor nos dice lo que quiere en 100 foros y blogs, y voy y la lío parda para esto, que es tan sencillo como ir y escucharlos. Más trágico aún, pongo al becario a leerse los 25.000 posts de esos foros y blogs para que me haga un resumen con los 10 mejores y 10 peores.

¿Quién y cuándo se perdió el foco y el sentido común? muy sencillo, la respuesta es muy sencilla, en el momento en el que el analista del “comprador de bicicletas” no pensaba en el negocio de las bicicletas (el tuyo), si no en el suyo propio.

Puedes valorar otras perspectivas en MYO.buzz ;-

¿Me has engañado? Espera que te lo explico…

“Hay que abrir el debate de los medios” dicen algunos, más o menos literalmente. ¿Cuál debate?

Esto me recuerda a la frase de “Esto no es lo que parece”, cuando alguien quiere explicar lo inexplicable, cuando alguien quiere llevar a un terrorista a explicar su punto de vista al Parlamento Europeo o cuando alguien quiere que se debata sobre la libertad de prensa.

¿Esto no es lo que parece? ¿o sí lo es? ¿Quieres engañarme y que te lo consienta?, porque no se trata del engaño en sí, que es evidente, es que buscas la aprobación, el consentimiento.

En fin, es sencillo, los que apellidaron “mordaza” a una ley, ahora quieren callar a la prensa, la misma que a veces les aúpa y les ha dado más minutos de share que a nadie, solo comparables con las olas de calor y frío que cada año se repiten como récord histórico del siglo, o ¿el récord del siglo es el Madrid-Barça? Ah! no eso es el partido del siglo. bueno que me lío, ….

Que la generosidad de los medios nos les es suficiente, que el engaño sin aprobación, como padres engañados por sus hijos que miran a otro lado sabiendo que no van a llegar a las 9 a casa, tampoco se lo parece. Quieren más, quieren ser noticia y escribirla.

A algún político se le tachó de dedazo, pero esto es más eficiente, el dedazo es directamente sobre que se debe contar y cómo, así el resto ya no importa. Sí, eso es lo que parece, eso se ha llamado siempre “Propaganda”. Órgano (para estos es órgano, no sólo un término) muy al uso de regímenes poco afines al libre albedrío de los ciudadanos y ciudadanas.

Borregos de Pelea

Como sí de futbol se tratase, se produce el bipartidismo en España, y su polaridad. ¿La diferencia? En política nadie gana ni pierde (esto nos lo deben hacer saber), si no que todos lo hacemos (todos perdemos o ganamos, salvo ciertos potentados que siempre ganan). Cuando tengamos presidente, será el de todos, nos guste o no. No lo elegimos personalmente, sino colectivamente. Ya ya, tu dirás: “yo no lo he votado!”. ¡¡Falso!! sí, le hemos votado en un ejercicio colectivo de democracia, y debemos respetar lo que la mayoría quiere, o cargarnos el sistema (pero para siempre, no sólo cuando sale presidente uno que yo no quería).

Sé que el párrafo anterior suena a obviedad, pero no lo es, es como que todos sabemos entrar en las rotondas, y salir de ellas. Pero lo hacemos como elefante en cacharrería, por el centro y saliendo desde la izquierda sin señalizar y pitando al memo que va por su derecha.

Nos hemos tomado el ejercicio democrático de ir a votar como un partido de futbol, una liga de 2 (tal vez 3, 4 esta vez), donde queremos ganar. Si sale de presidente el que yo voté ya está todo solucionado. He ganado!!!!!! ¿Porque no esperamos 4 años, incluso menos, para saber qué hemos ganado?

Para ser votado en cierto volumen (más allá de los amigotes) tiene que parecer que podemos ganar. Nadie, salvo románticos, sigue a un equipo que no aspira a ganar la Liga y “Champions”. Hasta los seguidores de los equipos pequeños, también tienen sus querencias por algún grande, y pequeños odios por otros.

Resultado: La presidencia es respetable si es “de los míos”. Si no, es –Censurado

Antes de las elecciones, en una visita del Sr. Iglesias al congreso, le ofrecen sentarse en el asiento del presidente (no en el de Rajoy, en el del presidente) y se sienta despatarrado, medio tirado y casi con una caña en la mano (porque no la tenía…). Mientras el Sr. Rivera en la misma visita no quiso hacerlo, porque no era aún tan siquiera parlamentario. Tenía que ganárselo en unas elecciones.

Cierta clase política cada día nos aborrega más sobre el odio al contrario, más que sobre los bienes y oportunidades que pueden ofrecer al país. Nos ofrecen votarles por odio a otros, odio que construyen desde la debilitación de las instituciones, la utilización de los mecanismos del estado de derecho, y la pervivencia en un mitin sin fin de sus portavoces y líderes (lo de líderes es porque lo dicen ellos).

¿Es que no lo vemos? No vemos nuestro futuro y el de nuestros hijos arruinándose entre la dialéctica cansina de los políticos, sus continuas y evidentes manipulaciones y el continuo odio al prójimo por pensar distinto, con la única excusa de yo soy de “XXXX” o  “YY”.

Somos un colectivo de personas que pensamos diferente pero que juntos podemos construir. Los políticos quieren rebaños direccionados para hacerlos chocar como “Borregos de Pelea”.

El único responsable de que esto siga así, es el que mete la papeleta en la urna. Nos estabulamos solitos.

¿Qué celebran los seguidores de un partido en la puerta de la sede el día después de las elecciones? ¿Porqué se aplauden en el congreso de los diputados cuando aprueban una ley?

Celebran y aplauden porque el establo está lleno

Gratitud por permitirme disfrutar

Allá por Abril de 2010 dejé mi trabajo en la consultora donde había pasado unos buenos años haciendo proyectos para mis clientes, buenos compañeros, e incluso algunos buenos jefes, con el fin de lanzar mi proyecto. Poner en marcha un proyecto de “emprendimiento”, que no era más que una serie de ideas, intuiciones, y poco más. Como loco, sin vértigo ni paracaídas, me lancé a crear una empresa cuando la crisis era patente y todos decían, “¡Estás loco!”.

Me gustaría decir que 6 años después todo ha sido fantástico, pero bueno ha habido de todo, lo esencial, he aprendido mucho, no hay MBA en el mundo más duro que esto, y no hay modelo de aprendizaje más intenso. Gestionar una empresa desde cero, hacerlo todo, es un reto significativo o como diría nuestro aún presidente en funciones “ …es un reto Notable”.

Los recursos: la capitalización del paro, un socio, y con esto sumábamos un capital social de 36.000 €. Nuestras cabezas, ilusiones, esperanzas y ganas. Muchas ganas.

Por el camino conseguimos muchos proyectos, con grandes y pequeños, con experiencias tremendamente bonitas. Mis clientes, casi todos, se han convertido en amigos también, tengo muy buena relación con todos. Les debo gratitud por la oportunidad ofrecida.

En 2013 decidimos unificar nuestras marcas en MyObserver Company, y en 2014 contratar 10 personas para re-desarrollar nuestra tecnología desde cero. Todo lo que habíamos aprendido y funcionaba ponerlo en marcha para el uso de todos. Esto si que es vertiginosos, cada mes la nómina, la responsabilidad, aprieta el pecho como 10G (10 veces la fuerza de la gravedad ;-)) )

Se siente orgullo de lo hecho, de lo construido y de lo dejado atrás. Aunque también se encallecen algunas partes del cuerpo cuando sufres decepciones, algunos fracasos e incluso alguna sucia traición.

6 años nos llevó a trabajar con mi amigo Rafa Muela (Mueloliva), uno de los primeros en creer en nosotros, y con Almirall, Mapfre, BBVA, Paginas Amarillas, Lilly, Intel, Vodafone, HP, Verti, Microsoft, Boiron, Casen Recordati, Baxter, ONO …..arrancando de cero, sin padrinos, sin favores.

Amigos especiales son los que han trabajado aquí, en MyObserver, aprendiendo, aportando y comiendo (aquí se ha comido mucho;-))) Quiero mucho a cuantos ha trabajado con MyObserver, dentro, y colaboradores externos. Todos nos han ayudado a ser como somos, a aprender, a crecer, a ser mejores, y sentir orgullo por lo que hemos hecho.

Amigos, muchos, nos han ayudado desde fuera, con la gestión, la comunicación, los impuestos, lo legal, la burocracia….y en especial a tener paciencia con mi ignorancia en todo eso. Benditos.

Los tiempos que corren determinarán cuanto tiempo estaremos aquí, ¿6 años más? no sé, siempre pensamos en la Recompensa, en el fruto de nuestro trabajo. Rico, económicamente hablando, no me he hecho. Mi riqueza es que no ha habido un día en 6 años en que no deseara venir a trabajar, esa es mi recompensa.

Gracias amigos que estáis o habéis estado en algún momento por estos años preciosos

Sí, somos frikis!

Sábado 20H, una “cerve” con mi amigo Martín para ver decidir donde vamos a cenar. Siempre lo hacemos compartiendo una o dos cervezas y poniéndonos al día desde que no nos vemos (normalmente 2-3 semanas). Es rutinilla agradable de amigos, que esté sábado se rompe un poco…

Sí, son las 20H, el bar de siempre, normalmente con la barra vacía a esa hora, está lleno, las mesas colocadas en filas como una clase magistral, porque al frente está la enorme pantalla de plasma, y donde predomina el verde. Fondo verde del césped.

¿Que sucede? pues que a las 20:30 es el derby y ya están calentando. ¿Calientan los jugadores? noooo, calientan los clientes del bar. Ya están hablando a muchos decibelios de intensidad, acelerados y calentitos y calentitas.

Justo delante de la pantalla, en el extremos final de la barra dos taburetes vacíos. Allá vamos, ante la mirada de todos, del tipo, “son los últimos en llegar y se van a poner ahí”. Nos dirigimos a ese sitio, pedimos dos cervezas hermosas, espumosas, húmedas, en sendas jarras y nos sentamos a charlar. Cara a cara, sin mirar la pantalla.

En ese momento veo que las chicas sentadas a nuestro lado, nos miran con cara de tensión. Aún no sé si se sienten invadidas, piensan que hemos sido unos listos o les gustaron nuestros andares (descarto lo último).

A las 20:15 el ruido es infernal, no puedo contarle casi a Martín mi semana ni escuchar la suya. Decidimos cenar Mexicano, pedimos la cuenta y a las 20:25, cuando todos se concentran frente a la pantalla, algunos en pose de rezo (y no ha empezado), otros dando saltos en la silla, nosotros desfilamos fuera, dejando los dos mejores sitios para ver el partido justo cuando va a comenzar.

Las miradas son de : “¿Estos dos frikis son bobos o que?”

Feliz noche cenando y charlando con mi amigo. Planificando nuestras futuras salidas a la montaña o a correr. Los frikis somos nosotros

Orgamimismo

Dícese del fenómeno que produce estar encantado consigo mismo, o sea, encantado de conocerse.

“Dremía!” cada día veo más y más expertos, coachs, profesores, emprendedores, dinamizadores,… en la red, y fuera de la red. No está mal que el mundo se sofistique tanto, y haya muchos expertos. Antes si eras “Experto” era porque lo decían los demás, y no uno mismo. Hasta yo era guapo si lo decía mi madre, a mi ni se me ocurría, obviamente 😉 (a mi madre tampoco)

¿Cuál es la motivación que nos lleva a muchos a exponernos como “expertos”? Creer que es una forma de desarrollarnos profesionalmente, ganar un status, y ganar dinero.

De esta guisa, tenemos expertos en cosas como sacarle punta un lápiz, atarse los cordones de las zapatillas o decirnos que una web debe ser “responsive”. Es fenomenal, ya no tenemos que tomar estas decisiones a la ligera, antes llamaba a un amigo para preguntarle si montábamos un Windows XP o un Windows 10, y ahora tengo respuestas para todo, dentro y fuera de Google, es como Siri o Cortana disponible todo el día. Por cierto, a mi amigo, al del Windows, no le pagaban nunca por su consejo.

Pienso, que buscamos reconocimiento a priori, y hacemos un master con 25 años que antes se hacía con 35. Queremos ser antes de existir y queremos experimentar antes de vivir.

¿No deberíamos dejar que el tiempo pase aprendiendo, disfrutando y experimentando? Y que luego otros digan en qué somos expertos. No seremos expertos en nada por muchos masters y cursos que hagamos, la palabra experto proviene de experiencia.

Siempre que recibo una invitación a la charla de un “experto”, busco en internet y redes sociales la “experiencia” del “experto”, y valoro mi interés por ir. Muchas sorpresas.

Contablemente: cada minuto que inviertes en escuchar a un “experto” lo imputas al pasivo de tus inversiones, y el aprendizaje de la experiencia, a tu activo. Cuando el pasivo supera al activo, entramos en pérdidas.

Vamos, que “La vida es eso que pasa mientras tu estas en eventos” ;-P